Rosita Caraballo (María la Baja, 1966)

De niña solía escuchar e imitar en sus juegos lúdicos a las bullerengueras viejas como Benilda Calvo, Petrona Narváez, Martina Balseiro, y Eulalia Gozález. Para Rosita el bullerengue es un método de resistencia que le permite discernir las dificultades. Rosita es cabeza de familia y subsiste de la venta de sopas en María la Baja. Su repertorio en este disco consiste solamente de composiciones recientes, siendo ella una de las voces y compositoras más jóvenes de las cantadoras tradicionales (53 años).

Canciones: Pindanga Pirundero, Madre Aquí Estoy Yo.